DIY: Piñata casera para Halloween

     Permitidme el discurso, pero es que llevo ya semanas con una idea recurrente modo martillo pilón desgastándome la sesera: ¿en qué se me iban a mí las horas antes de que existiera Instagram, Pinterest, el wasapeo, Snapchat…? Mira que tengo que hacer memoria, ¿eh?…supongo que tragarme lo que echaran por la tele y vivir una vida anodina y carente de ideas. ¡Vaya panorama desolador!, la estepa mongola de la creatividad casera y el diseño para-qué-comprarlo-si-lo-puede-hacer-usted-mismo. Y es que yo, gente chula que me leéis, disfruto como gorrino en charquera viendo imágenes y fotos de las cosas rebonicas que se fabrica la gente en casa, en especial para los niños, que es ahí donde nos sale la vena más artística a las madres. En resumen, que ¿quién me metió a mí la idea de fabricar una piñata casera para la cena de Halloween? Instagram.

pinata-de-frente

     Así que si os mola la idea aunque sea un poco, yo os voy a terminar de convencer de porqué tenéis que hacer una piñata para este Halloween:

     – Hacerla desestresa y relaja. Más que anular una cita con el dentista. Pasas un rato la mar de divertido, como cuando eras pequeño en la clase de plástica: tijeras, cartón, pegamento de barra y a recortar y pegar!!

     – Ver la cara de ilusión de vuestros peques cuando la colguéis no tiene precio.

    – Mandar la foto de vuestra obra de arte a los grupos familiares de whatsapp tampoco tiene precio. No nos vamos a engañar. Que te reconozcan los méritos mola más que el wifi gratis. Esta piñata es la salsa para vuestro evento halloweenero, sabéis que sin ella los vídeos que grabéis no van a ser lo mismo. Que ahora los eventos no son eventos si no los contáis en vuestras redes…of course.

      Ahora que te tengo  ya en el bote. Entramos en harina. Vamos con los materiales y el modus operandi.

     Necesitáis:

          – Cartón un poco consistente, el de cualquier caja de embalaje servirá.

          – Cartulina.

          – Papel de seda naranja.

          – Cuerda, tijeras y pegamento en barra.

          – Goma eva negra para los ojos y la boca. Sirve también fieltro, cartulina…

elementos-pinata

     – Recortáis con un poco de gracia lo que será la parte delantera y trasera de la piñata. Yo la he hecho en forma de calabaza porque me rechiflan, pero la podéis hacer de fantasma, de calavera, de murciélago…cualquiera de estas opciones os complicarán un poco la cosa pero si tenéis arte y paciencia…a por ello!!

     – Recortáis tiras de cartulina de la anchura que queráis que tenga la piñata y les hacéis un doblez en los bordes recortando dientes como aparecen en la foto. Ahora hay que hacer un cálculo de dónde quedarán las cuerdas para tirar de la trampilla de la piñata y dónde la cuerda para colgarla. Yo esto lo hice a ojodebuencuberismo, no medí nada. Y donde os parezca, pasáis las cuerdas y los cordones y anudamos.

     – Recortáis ojos y boca. Y preparáis un surtido de tiras de papel de seda. Yo las doblé por la mitad y pegue su borde superior para hacerlas más consistentes antes de cortar los flecos. A la hora de hacer los flecos dejad como un dedo de anchura en la parte superior sin cortar para luego pegarlos a la piñata sin problema.

     – Ahora toca pegar las tiras de cartulina adaptando a la forma del cartón. Es fácil gracias a los dientes que hemos cortado.

montando-pinata

      – Y así con los dos cartones. Hay que dejar un trozo abajo sin pegar que será por donde salgan los caramelos y otro trozo sin cartulina en la parte superior para meterlos una vez acabada la piñata. En la foto lo veréis más claro.

     – Y ya sólo queda ir pegando las tiras de papel de seda empezando por abajo y montando un poco una sobre la otra. Pegar los ojos y la boca. Rellenar con dulces y… confetti!! No os olvidéis de esto que es imprescindible para que la explosión piñatera luzca como es debido. Para eso, y para que a la mañana siguiente os sigáis acordando de ella escoba en mano.

    – Una vez tengáis los dulces dentro, que meteréis por el hueco superior que hemos dejado, sujetáis la trampilla que está sin pegar con un poco de celo para que se abra sin dificultad al tirar de los cordones.

pinata-perfil

      ¡Y ya está!, ya tenéis vuestra piñata para Halloween. Laborioso es, pero fácil también. Os lo digo yo que la hice anoche a la hora en que la cabeza ya no me da para mucho más que controlar las constantes vitales y ponerme el pijama del derecho.

   ¡Luces, cámara, acción! Piñata colgada lo más alto que dé, móvil en mano para inmortalizar el momento, niños preparados, padres haciendo la conga con gorro de Halloween y música festiva de ambiente…PUM!! explosión de caramelos y confetti!!!

     Si después de este último párrafo todavía no os he convencido para hacer una piñata, siempre os quedará Instagram para pasar el rato y ver las ajenas. Que también entretiene, pero no es lo mismo ni es igual…

      Hasta el próximo post!!

firma

Anuncios

8 comentarios en “DIY: Piñata casera para Halloween

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s